Viernes, Diciembre 14, 2018
   
Texto

Queridos Reyes Magos...

Ha llegado el momento de volver hacer mi carta otro año más. Estoy empezando a escribir ilusionado soñando en que todo se va hacer realidad, como cuando era un niño e iba al colegio y jugaba con los demás niños, cosa que mis hijos no pueden hacer porque las instalaciones que tienen en su colegio Rey Juan Carlos I, en el municipio de La Unión, no se lo permiten.

Estoy aquí pensando que mis hijos tienen un futuro por delante, pero que no tienen un lugar donde poder forjarlo. Sí que tienen un personal docente que, con los pocos medios que poseen, nos ayudan y ponen el 100% de sus fuerzas, y a los cuales, aprovechando esta carta, les doy las gracias porque cada día nos ayudan a que nuestros hijos el día de mañana sean grandes personas y personas con 'valores'. Y aunque preferiría no hablar de política en este momento, porque estamos en diciembre, mes de alegría, celebraciones, etc., es una cosa que a nuestros políticos se les olvida y que de vez en cuando hay que recordarles.

Imagino que con lo que os he escrito arriba ya lo habréis adivinado. Efectivamente lo que este año os pido es un 'colegio'. Uy uy, sé que eso es muy grande para traerlo sobre vuestros camellos, pero seguro que la consejera de Educación, la señora Adela Martínez Cacha; el presidente de la Comunidad Autónoma, el señor Fernando López Miras (PP); y nuestro alcalde, Pedro López Milán (PSOE), los tres juntos, podrían ayudar a sus majestades este año y repartir un poco de alegría e ilusión (pero sin engaños) a los padres, alumnos y al profesorado, haciéndonos la ampliación del colegio ese que prometieron en su momento los señores políticos que querían hacer de La Unión una ciudad mejor y no hacerla ignorante recortando en Educación.

Eso es lo que os pido, un colegio donde mis hijos puedan estudiar con un mínimo de infraestructuras, al igual que en su día lo hicieron todos los que afirman y nos prometen que el colegio se construirá.

Ustedes, los tres 'Reyes Magos de Oriente', siempre utilizan pajes, así que me tomo la licencia de sugerirles que les pidan ayuda a la señorita Sofía Manrubia (PP), al señor Miguel Ángel Cárceles (Izquierda Unida-Podemos) y al señor Carlos Soler López (Ciudadanos) y, que al margen y agradeciendo su apoyo en los plenos, se unan a nuestras protestas y nos apoyen de verdad en la calle, donde es la única forma que los padres tenemos para que se nos oiga. Que se unan a luchar con nosotros, que somos unos padres que quieren un colegio para sus hijos donde estos niños puedan estudiar, hacer gimnasia y tener un patio donde correr y jugar como niños que son.

Termino ya esta carta (que para algunos podría ser mejor una película de Disney, ya que nuestros políticos a veces se parecen a Pinocho) dando las gracias por la atención prestada y porque sin decantarme por partido alguno, creo que es hora de trabajar todos juntos para lograr que La Unión sea de verdad un lugar mejor en todos los aspectos, y ahí la educación es uno de los pilares fundamentales para lograrlo.

 

'A la derecha se llega por la izquierda o todo por los cómodos sillones'

Después del batacazo electoral que la supuesta izquierda andaluza se ha dado, esperaba que algunos líderes dejaran sus cargos y se fueran a trabajar a otros lugares donde hagan menos daño a la sociedad, pero todos entonan la cantinela de siempre “hemos cometido errores, pero ahora más que nunca tenemos que seguir”.

Sin embargo, la gente cada vez es menos tonta, los analfabetos profundos son un grupo residual con los que prácticamente no se cuenta, y los ciudadanos actuales han llegado a la conclusión de que si tienen que elegir entre la copia y el original optan por el original. Así que no le deis más vueltas sesudos politólogos y fariseos de izquierdas.

Está claro que a la izquierda se llega por la derecha, los impostores de toda laya brillan en los escenarios políticos populares empujados por grupos afines muy bien organizados, cuyo principal fin, es el de ocupar cargos y convertir en profesión lo mejor  remunerada posible, lo que tendría que ser una vocación de servir a la sociedad puramente altruista.

Hasta ahora, en los últimos cuarenta años seudodemocráticos,  cuando gobernó la derecha, se recortaron derechos y salarios, y cuando lo hizo el PSOE, que han sido más de 20 años, el partido que más tiempo ha gobernado este país, después de prometer cambiar todo lo malo que hubiera hecho la derecha por un futuro prometedor, llegó la frustración a los corazones, a los bolsillos y a los estómagos de los más necesitados, porque entonces, todo lo que prometieron lo justificaron con que no se podía realizar, se metió en el baúl del olvido y punto.

La última está caliente todavía, para derrotar a Rajoy en las urnas, prometieron derogar la Ley Mordaza, la criminal y medievalista contra reforma laboral de Rajoy, iban a reformar la Constitución, a sacar a Franco del Valle de Los Caídos antes de Navidad (pero como con los franquistas son muy respetuosos y educados…, ya quisiéramos los demás ciudadanos haber sido igual de respetados que los fascistas), en España hay políticos en la cárcel, acusados de rebelión, sedición y malversación, sin usar una sola arma, solo por poner las urnas a la población para que vote, todo porque el PSOE fue el principal cómplice del gobierno derechista de Rajoy en la aplicación del artículo 155 en Cataluña y la consiguiente disolución del Parlamento democráticamente elegido por los catalanes, pero dicen que España es un Estado de Derecho.

Alguien ha visto alguna vez que un fiscal hubiera acusado de malversación a alguno de tantos y tantos acusados del PP o del PSOE por gastar dinero público en macroproyectos que luego no sirvieron para nada, por ejemplo, la Ciudad de la Justicia en Madrid, el  aeropuerto de Corvera, etc., no recuerdo a nadie, pero sí ven delito en gastar dinero para poner urnas en Cataluña.

Solo faltaba la jugarreta del Tribunal Supremo, revisando una sentencia sobre los gastos de las hipotecas para favorecer a los bancos, y el posterior pasteleo entre el PSOE y el PP designando al Presidente del Tribunal Supremo para dejar claro en qué sistema político antidemocrático vivimos.

Pero todo eso no ha sido bastante para que el otro partido que se postula como la alternativa de izquierdas, es decir Podemos, sea el socio y el albacea a la vez, que tapa la porquería del que aún tiene la indecencia de portar las siglas de socialista y de obrero.

Podemos, que apareció en el mapa político aupado por las clases populares en asambleas, y con la vocación de ocupar un puesto determinante en el arco parlamentario, hoy, no sé cuantos sillones ocupados después está muy alejado de ella,  y sigue siendo la jaula de grillos que anteriormente protagonizó IU. Los actuales problemas que aparecen de cuando en cuando en sus filas en diversas zonas del país, unas veces en Madrid, y otras en Cantarranas, solo es por los sillones, y me recuerdan a aquel indecente PDNI cuyos miembros se transfugaron de IU al PSOE a cambio de importantísimos cargos, en la organización del partido y en los diferentes parlamentos.

Por otro lado, dónde han estado los sindicatos todos estos años de crisis criminal en el que tantas y tantas familias han padecido los efectos sin que nada ni nadie haya hecho algo para evitarlos. Los sindicatos, paniaguados con el Gobierno y la patronal reciben sustanciosas subvenciones como para que el soborno surta su efecto, y ahora, una vez más, justifican que no se vaya a abolir la reforma laboral de los contratos basura y los sueldos de miseria.

La pregunta es, en qué se diferencia el neoverticalismo actual con el verticalismo del franquismo, que cuando los trabajadores han tenido problemas estuvieron desaparecidos, mientras disfrutaban de las suculentas subvenciones y prebendas que reciben de unos y otros padrinos.

Claro que hay que tener en cuenta que estas son las principales fuentes de votos de las fuerzas políticas que se llaman de izquierdas, por lo que los intereses son comunes, y a la clientela nunca se les cuestiona, como es fácil de entender en el Estado de la Corrupción.

Unos y otros ya no se acuerdan, o no quieren tenerlo en cuenta, de que a lo largo de estos cuarenta años, tanto el PSOE como IU y ahora Podemos, han estado echando de sus filas a las pocas personas honradas que se acercaban a ellas, no fuese a ser que les quitaran el sillón.

Tema tabú para las formaciones de izquierdas es la inmigración, ya sea legal o ilegal, y no es lo mismo una cosa que otra, pero cómo quieren que los ciudadanos de a pie se muestren de acuerdo en aceptar todo tipo de inmigrantes, en una situación en la que hay más de tres millones de parados, más los que ya no van a las oficinas del paro porque han perdido la esperanza de encontrar trabajo, de ellos, la inmensa mayoría jóvenes que carecen de futuro y se mantienen gracias a la paga de jubilación de los padres, y los que trabajan viven un infierno laboral indeseable, contratos basura, sueldos del Medievo, y eso, el que tiene la suerte de que el empresario le pague su salario.

En otro tiempo, el llamado Tercer Mundo era ayudado por organismos internacionales para que explotaran sus propios recursos y salieran adelante, pero desde hace unos años, la voracidad del poder financiero le ha dado la vuelta y le ha encontrado más rentabilidad fomentando la inmigración y abaratando los salarios de los países receptores, con lo que multiplica sustancialmente sus beneficios y el número de pobres.
Los de mi generación luchamos por un mundo mejor, no sólo para nosotros, también tuvimos en mente a las generaciones venideras, pero la actual casta de políticos podridos, de una y otra tendencia, se lo han robado todo y les han condenado a vivir como esclavos.

Sí, la izquierda, unos se llaman socialistas y otros incluso comunistas, han mostrado sentimientos cristianos de primer orden,  acogiendo a todos los inmigrantes, pero se han olvidado de los perniciosos efectos que producía en la población española, pues ahí tenéis los resultados, la ultraderecha en el parlamento andaluz y que pare ahí.

Las protestas en la calle ahora por los indeseables resultados electorales, me parece un ejercicio de cinismo propio de la catadura moral de los dirigentes políticos actuales.

 

Pág. 1 de 144

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information