PERIÓDICO DE SUCESOS, TRIBUNALES y TRÁFICO DE LAS COMARCAS DEL CAMPO DE CARTAGENA Y DEL MAR MENOR                                                                         booked.net

Una gestión municipal para los municipales locales sociales

Los vecinos llevan años haciendo grandes favores al Ayuntamiento, como organizar actividades de ocio y culturales para barrios y diputaciones y con la gestión de los centros cívicos, labores que deberían llevar a cabo funcionarios. Quizás este (maldito) coronavirus sea un punto de inflexión.

El asociacionismo está muy enraizado en Cartagena desde hace lustros y esa inquietud colectiva de los vecinos ha permitido que los políticos municipales no se compliquen en organizar programas de fiestas en los pueblos cartageneros y en otras actividades culturales, limitándose a dar subvenciones, pero no calentándose la cabeza en a quién traemos o con qué cubrimos este día. Lo mismo sucede con los locales sociales. Aprovechando esa hiperactividad vecinal (y también porque los hay a quienes le gusta sentirse ‘reyezuelos’ en esos centros), los locales sociales no cuenta con una gestión llevada a cabo por el propio Ayuntamiento, como debería ser al tratarse de espacios municipales. Esto ha supuesto un inmenso ahorro en salarios para los que han pasado por los gobiernos municipales.

Que quede claro que todo esto sucede en Cartagena y en pocos lugares más. En la mayoría, el ayuntamiento de turno (La Unión, Torre Pacheco, Fuente Álamo o Murcia, sin ir más lejos) es el que organiza las fiestas para sus núcleos de población y también el que lleva la dirección de cualquier inmueble público.   

Así que ese modelo ha sido otra singularidad de Cartagena. Sin embargo, un buen día llegó el coronavirus. Barrios y diputaciones se quedaron sin alicientes de ocio (el Ayuntamiento sólo organiza actividades en la ciudad) y se cerraron los locales sociales. De las fiestas hablaré otro día. Ahora me voy a referir al inmovilizado.

Todo puede cambiar en la gestión de los locales. La primeras condiciones para su reapertura que pone el área de Descentralización prohíbe la presencia de mayores de 65 años de edad y no autoriza bailes, bingos, juegos de mesa… Creo que habrá problemas para volver al modelo de gestión aquí tradicional y así me lo han apuntado ya algunos. Sin alicientes, ¿para que van a asumir responsibilidades? Los entiendo perfectamente.

Además, muchos locales los dirigen colectivos en cuya directiva hay jubilados, pues hay que tener tiempo libre para trabajar por los vecinos.  Otro problema es tener que firmar un documento de responsabilidad de covid para organizar cualquier actividad. Ya me ha dicho uno que bastante es con trabajar por llevar un aliciente a los vecinos como para tener que hacerlo bajo peligro… por si pasa algo. Lo normal es que las actividades y sus medidas se presenten al gobierno municipal y que sea éste el que decida si corre o no riesgo según las garantías que le hayan presentado, pero que no descargue toda la responsabilidad con los que trabajan de forma altruista hacia los demás a diferencia de los políticos. Por cierto, indignante que ayer tanto PSOE como PP votasen a favor de que los diputados del Congreso de los Diputados se suban los suelos. No salió adelante, pero, como diría Pedrerol desde su ‘chiringuito deportivo’, han quedado ‘retratados’.

Creo que es el momento de descentralizar también por este terreno de los locales sociales y que sean funcionarios los que abran, cierre y gestionen los locales, entre otras funciones. En estos tiempos en los que las tecnologías han facilitado el trabajo y reducido el papel, se puede derivar mano de obra pública estable fuera de la ciudad, como reforzar los servicios de la Omita, sólo por citar un ejemplo. Además, ese giro se hace necesario porque las nuevas generaciones no están relevando a las directivas de las asociaciones y la actual fórmula ya tenía un recorrido más bien corto.

El 75% de la población de Cartagena vive fuera de la ciudad. Pues eso, que la desproporcionalidad se reduzca. Sigo abogando por una auténtica descentralización (tan injusta es la de Murcia con Cartagena como la de la ciudad trimilenaria con sus pueblos), ya sea con nuevos ayuntamientos, entidades locales menores o más dinero y competencias para juntas vecinales, pero lo mismo resulta que estoy equivocado y todo está ‘ferpecto’.

Imprimir

Sobre Nosotros

  Cartagena de Ley es un periódico de noticias de sucesos, tribunales y tráfico que edita 21DEhoy agenCYA, empresa fundada en el año 2009 que también abarca los diarios digitales cartagenadehoy.com - launiondehoy.com - elalgarlosurrutiasdehoy.com y las revistas de papel El Puente - Tele Pinacho además de otras publicaciones y trabajar para eventos y gabinetes de prensa


21DEhoy agenCYA
cartagenadeley@gmail.com
Telf: 608 489 063

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.