PERIÓDICO DE SUCESOS, TRIBUNALES y TRÁFICO DE LAS COMARCAS DEL CAMPO DE CARTAGENA Y DEL MAR MENOR                                                                         booked.net

Prohibiendo a todo gas

Pedro Sánchez lanzaba un reto el pasado viernes a la población, sin tomar medidas. Dos días más tarde anunciaba el Estado de Alarma con ‘toque de queda’. En la jornada siguiente, lunes, López Miras daba una vuelta más de tuerca con más restricciones autonómicas. Hoy, el presidente autonómica decreta el cierre perimetral de la Región y de sus municipios. ¿Tantas cosas han pasado de unos días a otros para este subidón en la escalada de medidas restrictivas?

A muchos nos extraña que se vayan endureciendo las medidas hacia la población cuando es imposible conocer si han tenido efecto las medidas anteriores. ¿Qué ha sucedido en tan poco tiempo? Ni idea, pues los fríos datos son similares. ¿Es que se actúa a impulsos? Tampoco lo sé, pero lo parece.

La gestión del coronavirus es ‘caballo de batalla’ de innumerables tertulias, casi siempre con trasfondo político a favor de uno u otro partido. Sigo opinando que si nuestros representantes políticos no están unidos ante un enemigo común como es el coronavirus, malos representantes son. Y sus medidas, en ese marco, no dejan de estar salpicadas por críticas y por pulsos políticos, unas veces entre los que mandan en todo el país y los que lo hacen en autonomías o los que quiere estar siempre en punta de lanza de las nuevas decisiones. Por ‘b’, por ‘z’ o por ‘erre noruega’, el caso es que hay tanto ambiente de crispación como infectados por ‘el bicho’.

Sin embargo, no toda la ‘mierda’ hay que lanzarla a estos políticos que hace unos días estuvieron cerca de aprobarse una subida de salarios. En absoluto, pues hay una parte de la población que bien merece la repulsa social por su falta de responsabilidad y ser piezas fundamentales en la expansión del Covid, y no hay que mirar sólo a los ‘botelleos’ y a la juventud, pues cada día nos enteramos de más situaciones repudiables, como la fiesta privada de medio centenar de personas en Santiago de la Ribera, los contagios con escenario laboral en Fuente Álamo, la multitudinarias noches de marcha en las calles de la ciudad de Cartagena o las celebraciones en Torre Pacheco, por mentar algunos casos. Los ‘malos’ son jóvenes y personas más creciditas. Sigue siendo mayoría los que cumplen, pero una vez más, ‘pagan justos por pecadores’. No estaría mal endurecer sanciones y hacerlas públicas de forma ejemplarizante. Que se sepa quién incumple y quien no lo hace. Ahora parece que el que ‘va a su bola’ no le pasa nada y que al que hace bien las cosas cada día le ‘aprietan’ más.  

Vamos ahora a la orden que hoy ha anunciado la Comunidad Autónoma. Pienso que hay singularidades para haber matizado la medida por territorios, algo así como el ‘toque de queda’ nacional, que ha dejado fuera a Canarias por sus cifras de contagios. Varias situaciones chocantes. ¿Hay que diferenciar las zonas de los municipios de Cartagena y de San Javier en La Manga? Es un ejemplo. Otro, por ejemplo, está en La Unión, municipio rodeado por el de Cartagena o el pueblo de Corvera, que pertenece a Murcia pero que está más cerca de otros municipios. Las cifras en Cartagena, La Unión, Los Alcázares, San Javier y San Pedro del Pinatar están por debajo de la media regional. ¿No hubiese sido más lógico formar un núcleo entre ellos para el cierre perimetral? Respecto a que Murcia no haya sido incluido en la Fase 1 flexibilizada como otros diez municipios, en base a sus cifras ni lo entiendo yo ni otros muchos. ¿Por qué será?

Otra cosa que me ha llamado la atención. López Miras pedía que los ciudadanos ayuden a la hostelería adaptándose a sus nuevos horarios restringidos, pero a la vez se pide el ‘quédate en casa’. ¿Cómo se entienden ambos mensajes? No siempre se puede quedar bien.

Es indiscutible que esconderse como ‘topos’ es la mejor medida (y más fácil) para frenar una pandemia y que no es nada fácil encontrar el equilibrio en medidas restrictivas con la actividad social. Ahí es donde se ven a los buenos políticos. Yo, reconozco, que no sé cómo lo haría, pero también es cierto que no es mi cometido ni cobro por ello, por lo que sólo puedo opinar sobre sus decisiones y criticar a los vecinos irresponsables.

Creo que se pueden mejorar muchas cosas, pero lo mismo estoy equivocado y todos los que mandan lo están haciendo ‘ferpecto’.

Imprimir

Sobre Nosotros

  Cartagena de Ley es un periódico de noticias de sucesos, tribunales y tráfico que edita 21DEhoy agenCYA, empresa fundada en el año 2009 que también abarca los diarios digitales cartagenadehoy.com - launiondehoy.com - elalgarlosurrutiasdehoy.com y las revistas de papel El Puente - Tele Pinacho además de otras publicaciones y trabajar para eventos y gabinetes de prensa


21DEhoy agenCYA
cartagenadeley@gmail.com
Telf: 608 489 063

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.