Miércoles, Abril 25, 2018
   
Texto

Judas

Decía Voltaire, ¡Dios mío, líbrame de los amigos, de los enemigos ya me encargo yo! Dios mío líbranos de Rajoy y su séquito, en seis años se ha cargado el Partido Popular en una tormenta perfecta de corrupción que ha salpicado a todos, en Génova, en San Esteban por partida doble y triple, y como no, también en Cartagena.  Seis años de gobierno y en menos de dos, ha jodido la unidad nacional, se puede ser inútil, incompetente e inepto, pero todo junto ya es difícil, de sobresaliente, ¿para qué queremos delincuentes embusteros como Iglesias, ególatras damnificados moralmente y natalmente como Sánchez y so PSOE de saldo o sediciosos y terroristas de estado como Puigdemont y demás raleas, turbas y hordas fanáticas aterciopeladas por la profunda ignorancia si ya, solo el bueno de Rajoy se encarga de hacerles el trabajo SUCIO?

 

SUCIO es dejar a las fuerzas de seguridad en la estacada cuando han sido los únicos que han demostrado un mínimo de coraje, de valor, de arrestos y sobre todo de profesionalidad en este sedicioso golpe de estado relamido por las turbas anarquistas catalanas y fomentado desde la impunidad que da la miseria de un billetero político ensangrentado, el mismo que desde 1981 han gestado desde el ladrón Pujol y su familia, pasando por el deshonorable Más y este anacoreta de la dignidad podrida que gestiona hoy las provincias catalanas, manejado el tonto cual marioneta por los anarquistas y antisistemas y marcando los designios al pueblo catalán, un pueblo hoy engañado y a la venezolana, o bajo los síntomas más claros del puro nazismo, gobernados y dirigidos como borregos, no en vano, la falta de legitimidad y el incumplidito legal del ordenamiento público y  sobre todo, la enfermiza posibilidad de atacar a las fuerzas de seguridad amparadas por la policía del régimen catalán o “mozalbetes de discoteca”, siempre rebeldes por frustración, incompetencia y envidia les da un halo de egolatrismo delincuente al  que se aferran, haciendo la jugada a los directores del circo en que se menean. Al fin y al cabo, los “mozalbetes” siempre se han caracterizado por ser un grupo de cobardes macarras de discoteca, daban y dan palizas y los jueces los condenaban y condenan, ora por macarras, ora por sediciosos, y esto no es una opinión, sino hechos argumentados.

 

SUCIO y desleal es seguir inoperante y desprestigiar el orgullo de la Unidad Nacional y con ello, el de todos los españoles, permitiendo asedios y sediciones punibles en perfecto atentado contra el Estado Español, hoy denigrantemente representado por un partido político que le interesa quedar bien de cara al espectador, aún, a costa de sacrificar sus obligaciones para salvaguardar la Patria, un concepto usado por el Partido Popular de forma peregrina y gratuita  para su propio enaltecimiento y a su vez, para el desengaño popular, sucios y sinvergüenzas que se han auto ajusticiado políticamente y han defraudado a la ciudadanía. Y esto es otro hecho.

 

Es SUCIO permitir que en Cataluña la anarquía y el orden constitucional sea un triste juego de apátridas donde las gentes decentes se han quedado desprotegidas por la temerosa incompetencia de un gobierno autista, el de Rajoy, Zoido, siempre desde la distancia y demás ministras de anuncio de marquesina de autobús.

 

Es SUCIO seguir gobernando con esta aureola de desvergüenza política, ¿qué espera el Presidente del Gobierno y el Jefe del Estado para poner orden en España?, un mensaje tibio y justificativo por parte del monarca no es suficiente, quizás sea el único que así lo piense, muy tibio para el golpe sufrido, ¿fue tan tibio su padre con Tejero? ¿Qué esperan para detener a los que han hecho temblar el orden constitucional?, ¿a qué nos matemos entre nosotros?, ¿qué otra vez, la impotencia del Partido Popular en el gobierno sea suplida desde su inanición por el propio pueblo?, eso es indigno de un represéntate. Rajoy, el solo, con su Cospedal, su Soraya, y sus ministros y demás sequito, han conseguido que 46 millones de españoles odien sin medida, un logro sobresaliente, sin duda. Si hay que actuar y hacer nuevas elecciones, con cojones y responsabilidad hubieran arrasado, acobardase les pasará factura.

 

Es SUCIO permitir injerencias extranjeras, ¿iba a permitir Francia, Alemania o Inglaterra que cuatro cantamañas europeos les pusieran puertas a sus campos?, ¿qué cuestionaran la única labor decente y loable en todo este galimatías vergonzoso y deslealmente político y judicial que es, la desarrollada por la Guardia Civil y por la Policía Nacional, hoy abandonados a su suerte por una gestión indecorosa de sus mandos políticos? Sería de borregos, y lo somos, y es de SUCIOS canallas, casi igual que los independentistas, estos manipuladores, sinvergüenzas, indignos, animales o turba que en ella son muy valientes, solos, simples cobardes. Esto solo pasa en las quijotadas españolas, siempre pendientes del vecino, -que nos jode cuando puede-  y de su crítica, mientras, dejamos aislados a los españoles en Cataluña. Los problemas de Estado son internos y la fuerza no ha sido verdaderamente proporcional a la sedición, que no es baladí.

 

Haber fracasado como lo ha hecho Rajoy y su gobierno, políticamente están todos muertos, tras la deriva independentista permitida y hasta sufragada económicamente por un halo de corrupción de décadas, ignorado, pero no desconocido es SUCIO, por su culpa, por su miedo y tibieza, el fin de la democracia como la conocemos hasta ahora en España se ha consumado, si bien es cierto que, en el Sureste, en Cartagena, jodidos también por la capitalidad del inservible PP en estos lares, por la corrupción política y mediocre de nuestros políticos en la sala de espera permanente del juzgado, es fácil ser español y patriota, quizás porque es la única seña de identidad tangible de una tierra que, al contrario que las provincias catalanas con pasado inventado y subyugado a los intereses mediocres, sí tiene Historia y no inventada chapuceramente, miles de años, más de tres mil adornan el alma cartagenera, quizás por eso no somos neonazis ni nos creemos ser superiores al resto, a pesar de las manifiestas discapacidades que presentan estos descerebrados del “caganet”. Otrosí, la monarquía ha brillado por su ausencia en el aseguramiento de la unidad, otra vez la díscola reputación resalta quizás ese silencio roto por un vago y tibio discurso que se tiñe de desamparo, discrepo con el matiz editorial de estos días, no es el 23 F de su padre, para nada.

 

Lo dicho, con dirigentes como Rajoy y su sequito, no hacen falta enemigos a España, ni Zapatero, inútil entre los inútiles, tonto entre los tontos y absurdo entre los absurdos, lo hubiera hecho mejor para joderlo todo. Como dijo Bismark hace ya varios siglos, “España es el país más fuerte del mundo: los españoles llevan siglos intentado destruirlo y no lo han conseguido”. Y seguimos intentándolo… Citando a Perez Reverte que lo dijo claro, muy claro. “Somos un país de gilipollas gobernado dese hace siglos por mediocres, analfabetos y acomplejados”.

 

Juan 13:29. Porque algunos pensaban que como Judas tenía la bolsa del dinero, Jesús le decía: Compra lo que necesitamos para la fiesta, o que diera algo a los pobres.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information