Domingo, Febrero 18, 2018
   
Texto

Primera condena a una de las bandas consideradas como más peligrosa de la Región

Los cuatro integrantes de un grupo al que se le imputan decenas de robos en viviendas y gasolineras aceptan en la Audiencia penas que suman algo más de 24 años de cárcel entre todos por la violenta agresión a dos mujeres y encerrar a una de ellas en un maletero de coche durante un robo en una vivienda de Cartagena. El volumen total de delitos por los que fueron arrestados por la Guardia Civil se ha despiezado en varios procedimientos. Dos juicios ya se han celebrado y ésta ha sido la primera sentencia.

Los acusados sentados entre fuerts medidas de seguridad


  • Noticias relacionadas:

La Guardia Civil desmonta una violenta banda criminal que sembró el pánico con sus atracos

Juzgan a un cuarteto acusado de protagonizar un robo con enorme violencia


 

En los últimos tiempos han surgido algunos grupos delictivos que han saltado a la popularidad más negativa y que han sido calificadas como extremadamente violentos por los cuerpos y fuerzas de seguridad. Uno ha sido denominado como ‘la banda de los encapuchados’, que está pendiente de juicio, y otro no ha sido bautizado, pero está a la par tanto por el volumen de delitos que se les achaca como por la violencia de sus actuaciones.


La Policía Judicial de la Guardia Civil de Cartagena y San Javier llevaban investigaciones de diferentes robos con violencia hasta que en un momento determinado percibieron que tenían vínculos o protagonistas comunes, por lo que se aunaron las dos operaciones (‘Boira’ y ‘Ambugas’), sumándose después ‘Borrón’ con la comandancia de Alicante.  

Una de las medidas empleadas en las indagaciones fueron las escuchas telefónicas y en ellas fue como se les relacionó también a este cuarteto con el asunto que ayer protagonizó la sala de vistas de la sección quinta de la Audiencia Provincial. Fue la entrada en una vivienda de la barriada de Virgen de la Caridad en octubre de 2016, donde agredieron a una mujer de 55 años, quien acabó atada en el maletero de su coche, y a su madre, de 78 años. En ese domicilio se apoderaron de joyas y de 120.000 euros tras acceder a la caja fuerte con una radial. Fue su último asalto, pues entonces es cuando fueron perseguidos y detenidos, siendo uno de los sospechosos interceptado con unos treinta mil euros en su poder.

La fiscal solicitaba inicialmente que fuese condenado cada uno a 16 años de cárcel y la acusación particular, representada por el abogado Emilio Cerezuela, solicitaba un año más. Antes de comenzar el juicio se ultimó la negociación de ambos con los abogados defensores: Ángel Cegarra, Juan Francisco Pérez Avilés, Encarnación Jiménez Bernal y Juan Manuel Martín. Finalmente hubo acuerdo con una importante reducción de penas, que se justifica, entre otros factores, en el reconocimiento de dos acusados (Demetrio y ‘Jaulas’) y concretar la participación real de ‘Gasolinas’, que finalmente queda como cómplice involucrado en el robo con violencia y en las lesiones, pero no en la detención ilegal.

Así, ‘Pana’ es condenado a ocho años y medio de cárcel (tres años y medio por el robo con violencia, medio año por cada uno de los dos delitos de lesiones y cuatro años por la detención ilegal), Demetrio y ‘Jaulas’ son condenados a cinco años y diez meses de encierro (dos años y medio por el robo con violencia, cinco meses por cada uno de los delitos por lesiones y dos años y medio por la detención ilegal) y tres años para ‘Gasolinas’ (dos años y medio por el robo con violencia y tres meses por cada uno de los dos delitos de lesiones).

Respecto al capítulo económico, han sido condenados a indemnizar con 1.440 euros a una de las mujeres y con 1.566 a la otra por las lesiones causadas. También se les impone el pago de más de ciento sesenta mil euros por las joyas y el dinero robado, del que hay que descontar 54.070 euros que se les encontró cuando fueron detenidos y no han depositado de forma voluntaria, como ayer publicamos por error.

Los cuatro encausados, vecinos de Cartagena y de La Unión, llegaron a la sala de vistas procedentes de prisión y rodeados de fuertes medidas de seguridad. Después de confesar ser los autores y aceptar las penas pactadas, durante unos segundos, antes de ser evacuados del lugar, han podido recibir el cariño y apoyo de un buen número de sus familiares.

Según hemos podido conocer, hace unos días tuvo lugar en un juzgado de Lo Penal el juicio contra ellos por un robo en una vivienda de la calle Carlos III de Cartagena, donde se vistieron de policías para conseguir su objetivo de llevarse joyas y relojes. Esa sentencia está pendiente.

Después deben llegar más juicios orales, pues los señalan como responsables de viviendas de diferentes puntos de las provincias de Murcia y de Alicante, entre los que figuran atracos a gasolineras de Pozo Estrecho, San Cayetano, Polígono Santa Ana, Cabo de Palos y La Esperanza que sepamos. Al parecer, uno de ellos también tiene causas particulares por dos supuestos delitos sexuales efectuados durante algunos de estos robos con violencia. Habrá que esperar a que la justicia se vaya pronunciando en casa procedimiento.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Banner
Banner

Banner

Banner
Banner
Banner

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information