Lunes, Noviembre 19, 2018
   
Texto

“Reclamar los gastos hipotecarios nunca será antieconómico para el ciudadano”

Madrid Abogados llevó el procedimiento de la primera sentencia pionera de Cartagena en este sentido favorable a los ciudadanos y ahora ha obtenido otro fallo judicial que respalda su demanda, en este caso condenando también en costas al banco, en un procedimiento que ha llevado Pedro Madrid Briones, quien explica diversos detalles sobre estos procesos en los que el despacho cartagenero se ha especializado, además de alinearse con los consumidores, pues solo cobran una parte proporcional del dinero que reciba el cliente.


Pedro Madrid García con sus tres hijos


El juzgado de Primera Instancia número 4 de Cartagena emitió hace unas semanas una sentencia pionera, como publicó este diario (pinchar aquí), en la que condenada al Banco Mare Nostrum a devolver a la compradora de una vivienda casi tres mil euros. Este procedimiento fue presentado, en representación de la demandante, por el despacho de Madrid Abogados a través de la letrada Sofía Madrid Briones. Ahora, una nueva resolución judicial, esta vez de la magistrada Natalia Martínez, titular del juzgado de Primera Instancia número 1, condena a Cajamar a devolver unos mil euros a un joven matrimonio que adquirió una vivienda en un residencial de Santa Lucía, habiendo llevado el asunto el mismo despacho cartagenero, ahora por mediación del abogado Pedro Madrid Briones.

“La jueza ha estimado que corresponde la devolución de todo el dinero reclamado, menos los impuestos, e incluye las costas al entender que hay una estimación sustancial de la demanda”. Dicho fallo se entiende plenamente ajustado a derecho considerando que el consumidor no tiene porqué tener que asumir unos gastos para algo que le corresponde por la mala fe bancaria, explica el letrado que ha llevado el proceso, remarcando que un ciudadano “no debe asumir unos gastos de los que no es responsable y por eso luchamos para que los recupere”. Fue hace algo más de un año cuando saltó la noticia de que se podían reclamar los gastos de las hipotecas suscritas. “Al principio no estaba totalmente claro y el Supremo marcó la línea, pero faltaba que se dinamizase su puesta en marcha, que es la etapa actual”.

Comentamos a Pedro Madrid que, por lo que estamos observando, hay una unanimidad general pero no absoluta en las resoluciones por parte de los jueces, refiriéndose en su respuesta en que el debate que ahora acoge el Tribunal Supremo (TS) “está en la inclusión o no de los impuestos” y que por eso hay resoluciones en dos sentidos, “pero más allá de los impuestos, el resto de gastos está reconocido por el Supremo”, haciendo hincapié en que si el banco “te obliga a ir a un pleito para devolver algo que sabe es que está actuando de mala fe y lo que no puede pretender es que el consumidor tenga que afrontar más gastos en la reclamación que lo que es suyo por derecho”.

Las reclamaciones antes se podían presentar en cinco juzgados de primera instancia de Cartagena, pero después por acuerdo del Consejo General del Poder Judicial se procedió a la creación de un Tribunal especializado por cada provincia, correspondiendo el de la Región de de Murcia al juzgado de Primera Instancia número 11 bis. Entonces, nos encontramos con que en Murcia sí existe un criterio unificado para resolver estos asuntos y en el que no se incluyen los impuestos en espera de que se resuelva el debate del Supremo. Y a la vez, los cinco juzgados de Cartagena resuelven en otro sentido, pues sí incluyen los gastos, pero no existe unanimidad en incluir los impuestos”, expone Pedro Madrid. Es decir, el factor humano influye en la resolución y diferencia las demandas presentadas en la ciudad trimilenaria y en la capital del Segura. “Pero, entre comillas, para los casos de Murcia hay ‘suerte’. Me explico. Como resulta que ese juzgado está colapsado (año y medio de retraso para la audiencia previa), es muy posible que el TS resuelva en unos días sobre los impuestos, con lo que muchas demandas ya se verán favorecidas, pues el TS deberá acabar incluyendo los impuestos porque así lo determina el TJUE (Tribunal Justicia de la Union Europea)”.

También nos interesamos por conocer si se ha dado algún caso en Cartagena de sentencias que no incluya impuestos ni costas, a lo que el letrado responde forma afirmativa, “y entonces se recurre a la Audiencia Provincial, sección quinta, que todavía no se ha pronunciado”.

Pasamos a los impuestos de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados. “En este terreno hay existe sentencia del Supremo que aunque no de forma expresa si deja ver la conveniencia de incluir en la condena a la devolución de los gastos los referidos impuestos, y ello en consonancia con lo manifestado por el TJUE”.

Madrid Abogados se ha especializado en esta materia, como prueban las sentencias al principio aludidas y que ya acumulan unos trescientos asuntos judiciales y extrajudiciales. “El criterio de nuestro despacho ha sido posicionarnos con el consumidor”, proclama Pedro Madrid Briones. “Por tal motivo, no recibimos un sólo euro por estas reclamaciones a particulares hasta que el afectado no cobre”. ¿Cuánto podrían ser los gastos del reclamante?, preguntamos. “Con el libro de honorarios en la mano, entre dos mil y tres mil euros, pues se valora no por la cifra que se reclama, sino por el trabajo que lleva una demanda en la que se busca la nulidad de muchas cláusulas. Sin embargo, nuestro despacho no fija sus emolumentos a recibir conforme a ese libro de honorarios, en absoluto, sino que aplicamos el criterio de fijar una parte proporcional del dinero que se perciba (siempre que no exista condena en costas), con lo que al cliente nunca le resultará antieconómico recurrir. En algunos casos a nosotros este trabajo no nos resulta rentable porque cada demanda lleva mucho tiempo de preparación, pero se compensa con aquellas en las que el banco es condenado a costas. Con la media se logra esa compensación y también hay que pensar que al final el que paga es el banco”.

¿Y si se pierde?, planteamos en base a los comentarios que en algunas oficinas bancarias exponen a los clientes cuando informan de que van a reclamar. “No se pierde nunca; se podrá conceder más o menos, pero la jurisprudencia es clara. Si se diera el muy hipotético caso, nuestro despacho no cobraría”.

El despacho de la calle Mayor (33-2ºE) que dirige Pedro Madrid García junto a sus hijos Pedro, Pablo y Sofía Pablo Madrid Briones también lleva otras parcelas jurídicas, como son las ya populares ‘cláusulas suelo’, “y con el mismo criterio, es decir, se cobra en función de lo que perciba el cliente pues somos de los que pensamos que al cliente no le puede resultar antieconómico reclamar sus derechos”, y por eso, Pedro Madrid Briones concluye recalcando en estos asuntos y, en especial, en los de los gastos de constitución de las hipotecas: “Merece la pena que el ciudadano reclame a los bancos un dinero que es suyo y más sabiendo que ese proceso nunca le será antieconómico”.

 

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Banner
Banner

Banner

Banner
Banner
Banner

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information