Martes, Agosto 20, 2019
   
Texto

Robó en un locutorio, fue detenido y en Comisaría agredió a un policía

Un hombre, de 31 años de edad, ha sido condenado a quince meses de cárcel más el pago de una multa y de la responsabilidad civil como autor de un robo con fuerza en un establecimiento de la Urbanización Mediterráneo (Cartagena) y por el puñetazo y patada que propinó a un agente de la Policía Nacional cuando estaba en los calabozos, además de lanzar diversas amenazas de muerte. El encausado ha sido defendido en el proceso, de oficio, por el abogado Francisco Paterna.


La sentencia se alcanzó tras un acuerdo antes del juicio en la sala del juzgado de Instrucción número 1 de Cartagena entre la fiscal y el letrado de la defensa, Francisco Paterna, del despacho Bernabé Abogados, el cual fue aceptado por el encausado, reconociendo la autoría de los hechos imputados. Inicialmente, la Fiscalía solicitaba una condena de dos años y medio de prisión por el delito de robo con fuerza (tenía antecedentes por delitos similares cometidos en Alicante en 2008 y 2010) y de otros nueve meses por la resistencia y el atentado contra agente de la autoridad, además del pago de 360 euros como multa de dos faltas de lesiones. Tras el acuerdo, el castigo quedó en un año y tres meses de prisión más el pago de las multas y de las responsabilidad civil, cuantificándose ésta en 860 euros al propietario del locutorio y en 280 euros al policía.

Los hechos se remontan a la madrugada entre el 9 y el 10 de junio de 2011, cuando entró en un locutorio de la calle Zafiro de la Urbanización Mediterráneo tras fracturar la cerradura y la persiana (se han valorado en 60 euros los desperfectos). Se apropió de 800 euros y 77 tarjetas de telefonía móvil. A la mañana siguiente fue sorprendido por la Policía Nacional tratando de vender estas tarjetas, por lo que fue arrestado.

Hasta ahí, todo normal. No lo fue lo que sucedió en dependencias policiales, pues tras ser trasladado a los calabozos, se mostró con una actitud agresiva, profiriendo diversas amenazas ("te voy a matar a ti y atu familia", "te voy a abrir la cabeza"...). En un momento dado, aprovechando que los agentes abrieron la celda, se abalanzó hacia uno de ellos propinándole un puñetazo en la cara y una patada en el muslo, teniendo que ser reducido a la fuerza con la intervención de otro policía. Ocho años después el asunto ha culminado su trayectoria judicial.  

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Banner
Banner

Banner

Banner
Banner
Banner

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information