Martes, Junio 25, 2019
   
Texto

"La Policía Local de Los Alcázares vuelve a los 80"

El Sindicato de Policías y Bomberos (SPPLB) denuncia "la falta de medios humanos y materiales que está sufriendo el cuerpo".


El texto del comunicado de prensa difundido es el siguiente:

Policías locales de Los Alcázares denuncian la falta de medios humanos y materiales que está sufriendo este Cuerpo, lo que, añadido a la pésima gestión que realiza el Jefe de la Policía Local, hace imposible dar un servicio público de calidad a los ciudadanos y pone en serio peligro la integridad de los trabajadores.   

A la tremenda escasez de efectivos, ya crónica, hay que añadir que el Jefe de la Policía Local se niega a reforzar los servicios, con una única patrulla para todo el municipio en la mayoría de los turnos, sin otros recursos de los que echar mano en caso de necesidad con demasiada frecuencia.  

Los Alcázares es un municipio de unos 20.000 habitantes en invierno (como Alhama, Archena, Jumilla, etc..), y en verano la población se eleva hasta los 100.000 habitantes (Lorca, Molina de Segura), y, sin embargo, hasta en periodo estival se mantiene una sola patrulla en la mayoría de turnos por la negativa de la Jefatura a implantar refuerzos con más agentes sin aparente preocupación por la atención que precisan los vecinos y veraneantes ni la integridad de sus subordinados.  

Además, los agentes tienen que actuar en la calle sin recibir información sobre las incidencias que se producen en el municipio, como robos y ocupaciones de viviendas, sin directrices ni datos durante años. Tampoco hay protocolos de actuación, no se informa de las novedades legislativas y no se implantan modelos estandarizados, teniendo los agentes que usar cada uno sus modelos de atestados y buscar la forma de actualizar sus conocimientos ante la cambiante legislación, encontrándose en más de una ocasión solos y sin directrices de Jefatura para actuar. Un total abandono de la plantilla por parte del Jefe, que ha dejado a la plantilla a los pies de los caballos en su gestión que es, en conclusión, que cada uno se apañe como pueda.

Tras varios meses ordenándose multitud de controles indiscriminados y  sin finalidad, directrices, ni planificación que se conozca, los agentes pidieron que se incrementase el número de efectivos en la ejecución de estos dispositivos, para poder hacerlos con unas mínimas condiciones de seguridad, tanto para los policías como los ciudadanos. Tras varios escritos, solicitando información sobre estos controles y si contaban con la autorización del Concejal competente para ello, el Jefe de la Policía Local ha optado por erradicarlos por completo de la actividad policial, lo que nos lleva a concluir que aquéllos no eran necesarios o que su legalidad y justificación era dudosa.  

Además, los agentes deben soportar una gran carga de trabajo que conlleva un elevado estrés y ansiedad que se dispara en verano con 100.000 personas en el pueblo, teniendo que soportar incluso condiciones de trabajo que producen un grave quebranto de la conciliación de su vida laboral y familiar, con frecuentes cambios de turnos y horarios, otra vez por causa de la ineficaz o inexistente planificación de los servicios, los cuales se realizan con medios materiales muy deficientes: emisoras y programas informáticos que no funcionan, escasez de vehículos… Ni la promesa de un teléfono con línea de datos desde hace un año se cumple, teniendo la plantilla que utilizar sus propios teléfono móviles para consultas legales en Internet, (cualquier adolescente dispone de una línea de teléfono, pero a estas unidades policiales aún no han llegado estos adelantos técnicos).   

Con un divorcio total entre la plantilla y el Jefe de la Policía Local, la coordinación de los servicios es inexistente y la comunicación profesional brilla por su ausencia, ni siquiera para abordar emergencias como las lluvias torrenciales que esta localidad ha sufrió en 2016  en las que no apareció el Jefe del Cuerpo (creemos que tal vez estaría planificando las medidas para las lluvias siguientes, ya que, en definitiva, estas últimas lluvias ya habían caído).   

Esta es una leve pincelada de la situación que está sufriendo la plantilla de la Policía Local de Los Alcázares por la ineficacia del Jefe de la Policía Local y que también sufren los vecinos y veraneantes de este municipio, siendo una verdadera pena que los ciudadanos tengan que soportar un servicio de esta calidad por la pésima gestión del servicio público de Policía Local que realiza la Jefatura del mismo.

Desde la Ejecutiva Provincial del Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos (SPPLB) creemos que no se pueden desoír las quejas y el malestar de la plantilla de la Policía Local de Los Alcázares, al ver cómo los agentes no son capaces de atender, en un tiempo razonable o con la calidad adecuada, las necesidades de sus convecinos, estando los operativos en un nivel de capacidad de respuesta negligente y poniéndose en riesgo su propia seguridad personal a causa de tantos dislates, todo por la pésima gestión del Cuerpo que realiza la Jefatura y que hace que se trabaje como si hubiéramos vuelto a los años 80.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Banner
Banner

Banner

Banner
Banner
Banner

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information