Martes, Noviembre 21, 2017
   
Texto

La columna vertebral del estado de la corrupción se ha propuesto reformar la Constitución

A los que no tenemos filiación política, se nos hace un tanto complicado ser comprendidos por unos y por otros, cuando tratamos temas que supuestamente están reservados para cabelleras lúcidas dedicadas al lucrativo negocio de la política.

Sin embargo, en esta época de excesiva frivolidad política, carente de la más mínima reserva ética por parte de los principales protagonistas, echo de menos la opinión libre de algunos intelectuales, pero por lo visto hoy la inteligencia se mide según el tiempo que cada cual es capaz de mantenerse al margen y en silencio, y la mayoría de ellos no quieren estar mal vistos por los editores, y no les culpo, porque sin ir más lejos, aquí, en la Región de Murcia, hay alguna prensa que mantienen “castigados” a quienes se han atrevido a criticar o denunciar públicamente a algunos de sus protegidos, por lo que en estos medios, sólo se escuchan o leen las voces y los escritos de los que lo hacen por encargo dentro del guión que les imponen.

Para leer el artículo completo: PINCHAR AQUÍ

 

‘La otra ruptura española’

Hoy es 17 de octubre y un año más recordamos este día como el de la erradicación de la Pobreza y la lucha contra la exclusión social. Pues señores del Gobierno, no tengo ni idea de cómo tienen la poca vergüenza de sacar pecho de la recuperación económica, de decir que salimos de la crisis, que se está recuperando el empleo. Ya somos 13 millones de personas en este país en riesgo de pobreza y exclusión; hace cuatro años éramos 11 millones. Las familias siguen teniendo problemas severos y viven con angustia el día a día, haciendo verdaderos malabarismos para estirar los pocos euros que entran en un hogar y que éstos lleguen a cubrir todos los gastos.

Hay mucha más gente de la que se percibe, los pobres de hoy día vamos al super, llenamos las mochilas de nuestros hijos de libros, pagamos nuestros recibos cómo podemos, no todos hacemos cola en Cáritas y no tenemos una esquina para ponernos a pedir. El problema es que los pobres estamos ahí, a la vista de todos, pero no nos veis , bien porque no miráis con atención, o porque no queréis. Y me inclino por esto último. No tenéis ni idea de cómo sobrevivir con menos de 600 euros. Las familias y la solidaridad de la gente os están haciendo vuestro trabajo. Los pobres somos unos supervivientes, la familia y los amigos son los héroes y vosotros, gobernantes, sois los villanos.

A ver si os enteráis de que no queremos más solidaridad, que está muy bien, pero no soluciona el problema; no más recogidas de alimentos en Navidad, no más informes de ONGs recordando lo mal que está todo, no más índices de pobreza, no más recordatorios en este día ni en ninguno, ni más compromisos para darle la vuelta a la situación. Sólo son palabras que sirven para justificar vuestros salarios como políticos y acallar vuestras conciencias.

No queremos ser supervivientes, ni que nuestros conocidos y nuestras familias sean héroes anónimos; queremos que hagáis vuestro trabajo que para eso fuisteis elegidos y formasteis un Gobierno. Os habéis acostumbrado a que la gente haga vuestro trabajo y cada día lo vemos más claro; tenemos gente apagando incendios sin ser bomberos, socorriendo a gente sin ser sanitarios; sólo sabéis decir palabras pero no consumáis con hechos. Sacáis banderas y os envolvéis en ellas, hacéis leyes pero no las aplicáis. Leyes para todo; para la protección del menor, para garantizar suministros básicos, para la mujer; Leyes para todo , pero sin presupuesto; o sea, para nada. Buenas intenciones pero no son hechos. Pero alzáis la voz para pedir cuando os conviene que la Ley está para cumplirla y amenazáis a quienes osen desobedecer sin mediar palabra; no sólo no veis lo que hay a vuestro alrededor sino que tampoco sabéis hablar ni escuchar; si se hiciese igual nos fuese mejor en este país. Tenéis 13 millones de personas que les importa poco vuestras historias de banderas, sólo queremos vivir bien; no mejor, que eso implica que alguien viva peor; sólo ‘bien’.

Escuchad al FMI. Es lo mismo que dice Podemos, pero ya sabemos que no le hacéis ni caso a los representantes de 5 millones de personas; pero el FMI es otra cosa más de vuestro gusto; merece prestarle atención. Este organismo acaba de reconocer que para luchar contra la pobreza y la desigualdad, los ricos que paguen más y que se implante una Renta Básica. A ver si ya que no nos veis a los pobres, escucháis al menos, aunque sólo sea por quedar bien con vuestros amigos.
Igual tenemos que buscar una alternativa para el pueblo al Artículo 155 y ser la gente quien os suspenda al Gobierno en pleno por dejadez en sus funciones; recordad , que salvo alguna que otra excepción como todo en la vida, los pobres somos pobres por no tener dinero pero seguimos teniendo dignidad, y algunos memoria.
Fin de la cita.

 

Pág. 1 de 116

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information