Viernes, Junio 22, 2018
   
Texto

Carta a la consejera de Cultura

María Caridad Banacloig Delgado, como presidenta de la Agrupación Musical Sauces y tras asistir a la sesión plenaria de la Asamblea Regional del pasado 31 de mayo, en la que no fue reconocida como Bien de Interés Cultural la labor que desarrollan las bandas de música de la Región, ha escrito una carta a Miriam Guardiola, consejera de Cultura de la Región, en la que repasa su intervención y expone las negativas consecuencias que pueden tener sobre el futuro de las bandas.



Estimada Miriam:

El pasado 31 de mayo asistí por primera vez en mi vida a una Sesión Plenaria. Lo hice en calidad de presidenta de la Agrupación Musical Sauces. En concreto escuché la interpelación sobre razones para falta de cumplimiento de la moción aprobada por la cámara de reconocimiento como BIC de la actividad realizada por las bandas de música de la región, formulada por doña Yolanda Fernández Sánchez, del grupo parlamentario socialista
(http://www.asambleamurcia.es/medios/AUDIOS%20PLENOS/20180531PLENO/3INTE0346/1YOLANDAFERNANDEZ.mp3)
y la contestación de la consejera de turismo y cultura, Miriam Guardiola Salmerón 
(http://www.asambleamurcia.es/medios/AUDIOS%20PLENOS/20180531PLENO/3INTE0346/2MIRIAMGUARDIOLA.mp3).

Impotencia, desilusión y engaño fueron los sentimientos con los que salimos del Salón de plenos los nueve directivos de distintas bandas de la Región de Murcia y yo.

Se pedía el reconocimiento de BIC a la actividad realizada por las Bandas de Música, como primer paso para que el Gobierno Regional se preocupara por este gran colectivo de nuestra Región. Se había aprobado en la Comunidad Valenciana la semana anterior. Más de 50 bandas en la Región, de las que 40 estamos federadas y tenemos escuelas de música. El Partido Popular ha desestimado esta propuesta.

Dabas las gracias por darle la oportunidad de defender al colectivo de las Bandas de Música, empezábamos bien….pero hablabas de una petición de 2013 sobre declarar BIC a la Federación de Bandas y no a la actividad de las bandas (difusión y el fomento del arte musical), que era la petición de octubre de 2017, así que, los que estábamos allí nos quedamos a cuadros Miriam. Además …intentaste desmantelar la declaración de BIC, asegurando que el Gobierno Regional ayudaba a las bandas de música de la Región de Murcia de la siguiente manera:

Primero. Hablabas de una subvención directa de 40.000 euros que recibe la Federación de Bandas de Música, de los cuales, las 40 agrupaciones musicales de la Región no recibimos ni un euro, sino que van destinados a sufragar gastos de la Federación, y organización de conciertos de la Banda de la Federación (que está conformada por músicos federados de las 40 bandas). No se distribuye Miriam, ni atendiendo a criterios según sus necesidades, ni prioridades, ni cesión de instrumentos ni nada. Informáte Miriam, antes de aseverar este tipo de rotundas afirmaciones delante de los diputados que representan a todos los  ciudadanos de la Región. Nos sentimos engañados.

Segundo. La colaboración contínua cediendo el auditorio Regional para que actúen las bandas y que la recaudación de esos conciertos los recibe la Federación. Miriam, la modesta recaudación de esos conciertos las recibimos las bandas de música que participamos en los conciertos,  no la federación, y a veces ni llega para sufragar los gastos de traslado de instrumentos, músicos y el refrigerio a los chavales. Otra vez Miriam dando a los ciudadanos datos erróneos. Y…¿debemos dar las gracias porque el Gobierno Regional cede el auditorio? ¿No es el auditorio regional de todos los murcianos, y debe estar a disposición de todos los colectivos que realicen actividades artísticas?

Tercero. Plan Asociarte. Las bandas que lo solicitaron estas ayudas recibieron 12.101,24 euros en 2016. Y en 2017, 25.181,80 euros. Lo decías muy orgullosa Miriam, pero sabes que los gastos anuales de cualquiera de nuestras agrupaciones superan los 100.000 euros anuales…¡qué son 25.000 euros para algunas de las bandas!…sabes que estas ayudas para nada contemplan la actividad habitual de las agrupaciones que son sus escuelas y sus conciertos, sino que los directivos se tienen que escudriñar la cabeza para poner en marcha novedosas actuaciones que en la mayoría de veces son más costosas que la subvención que reciben….¿tú crees que esta ayuda Miriam, es apoyar a las bandas de música por parte del Gobierno Regional? 

Cuarto. Plan Financiarte. Hablas del problema de la Banda de Beniaján. Según tus palabras Miriam, el Gobierno Regional ha solucionado el problema de 101.405 euros de deuda porque “gracias al concierto de Drilo, donde se les cedió gratuitamente el Auditorio recaudaron 12.000 euros y no se le cobraron 4000 euros de gastos”. Miriam, (12.000 €/101.405€)x100=11,83%....y no es que el Gobierno Regional haya destinado una partida excepcional en forma de subvención de 12.000 euros, sino que la Agrupación Musical tuvo que preparar ese concierto, con todo lo que conlleva, y darle la promoción adecuada para poder llenar el auditorio…¿dónde está el mérito del Gobierno, en perdonarle los gastos del auditorio? Miriam…vuelvo a preguntarte ¿No es el auditorio regional de todos los murcianos, y debe estar a disposición de todos los colectivos que realicen actividades artísticas? 

Quinto. Luego hablaste del libro de la historia de las Bandas de la Región de Murcia. Diste importancia a la historia de las Agrupaciones…..y hablabas muy emocionada de Pepa, presidenta de la Agrupación Musical de Beniaján, que estudió música a la vez que su hijo de 16 años en su escuela de Música. Somos muchos los que hemos hecho eso Miriam…y de hecho la mayoría de escuelas abrimos nuestras aulas a los adultos, pues en los conservatorios no se admiten alumnos en las enseñanzas elementales…¿No es un mérito más si tanto te emociona para declarar BIC la actividad de las Agrupaciones Musicales? 

Acabas Miriam, pidiendo que no seamos demagogos comparándonos con Valencia, cuando se ha pedido exactamente lo mismo, y acabas tu alocución diciendo de nuevo que se ha pedido como  BIC la Federación de Bandas. No eres nada clara Miriam.

Para terminar, te diré los que le dijimos a Yolanda Fernández, que se dignó a escucharnos una vez terminadas las intervenciones. La Administración Pública no ha temblado para obligarnos a todas las escuelas a dar de alta en la Seguridad Social a nuestros profesores a raíz de tu tan conocido problema de la Agrupación Musical de Beniaján. Todas las escuelas lo hemos hecho, creando 320 puestos de trabajo. La Agrupación Musical Sauces ingresa todos los meses en la Seguridad Social entre 2.500 y 3.000 euros. Haciendo un cálculo aproximado….suponiendo una media de 2.000 euros por escuela, por 40 bandas…son 80.000 euros
mensuales que las Bandas ingresamos en las arcas de la Seguridad Social…..aproximadamente unos 800.000 euros al año, aparte de las retenciones de IRPF….¿cuánto recibimos en total de subvenciones por parte de la administración regional, Miriam….en 2017 según tus cifras…40.000 de la federación+ 25000 en plan asociarte…65.000 euros? ¿Así es cómo reconoce el Gobierno Regional la actividad de nuestras Agrupaciones Musicales? 

Muchas de nuestras escuelas están abocadas al cierre si no se reciben ayudas Miriam, porque la única solución es subir las cuotas a los usuarios y muchos de ellos no podrán pagarlas y si no hay alumnos, no hay escuela, ni profesores, ni sus puestos de trabajo. Los Ayuntamientos están haciendo lo imposible por ayudarnos, pero muchos de ellos tienen intervenidos los presupuestos y no pueden hacer nada….Miriam…¿echamos por tierra el trabajo de las Agrupaciones Musicales que cómo has leído en el libro, muchas de ellas son centenarias? ¿O nos echas un cable como consejera de Cultura?

 

Cortoplacismo y medio ambiente

En esta ciudad trimilenaria, rodeada de montañas, de minas ya extintas y de campos antaño de secano, nos desenvolvemos los y las cartageneras. Vivimos, o malvivimos, según qué cara de la moneda nos haya tocado, algo más de dos centenares de miles de personas, en un medio ambiente contaminado y viciado de humos desde hace décadas, un entorno que nos enferma pero que a la vez da “vida” a muchas familias que dependen de ese humo para subsistir.

Es el falso dilema: ¿Contaminación o paro? Y la mayor parte de las veces elegimos humo. Aunque tarde o temprano venga el paro, o la miseria, o la vida breve, o todo junto. Los y las cartageneros somos esclavos de lo que ha dado en llamarse el “cortoplacismo”: yo ahora tengo para vivir, y si me muero por respirar aire contaminado será dentro de unos años, y si los recursos se agotan o se degradan, será dentro de unos años, y si dejo un estercolero a las futuras generaciones, pues será dentro de unos años... Todo será “dentro de unos años”. El problema es que esos años ya llegaron. El futuro ya llegó. ¿Y entonces qué?

Nuestro modelo económico, nuestros gobernantes municipales y regionales, nuestra agricultura, nuestro turismo, buena parte de nuestra sociedad, nuestro modelo urbanístico, nuestros valores... todo se apoya en el cortoplacismo. Y si hace unas décadas todavía no sabíamos lo que esta palabra quería decir ahora lo estamos viviendo en carne propia: cortoplacismo es Mar Menor que se nos muere y los científicos que dejan el barco porque éste no conduce a ninguna parte; cortoplacismo son las mayores tasas de cáncer por emisiones industriales; es la burbuja inmobiliaria, la especulación y el fin de nuestros parajes naturales; cortoplacismo son empresas que depredan y se dan a la fuga dejando las tierras contaminadas; cortoplacismo son montes y ramblas como vertederos improvisados; Calblanque y el litoral amenazados constantemente por turismo para ricos; cortoplacismo es que Cartagena tenga de los niveles más altos del país en ozono troposférico, que todavía haya colegios con amianto, que se siga fumigando con glifosato, que sigan abriéndose más grietas en la tierra para una agricultura intensiva totalmente insostenible. Cortoplacismo es pan para hoy y hambre para mañana. Dinero para hoy, paro para mañana. Mar para hoy, desierto para mañana. Trabajo para hoy, pueblos abandonados para mañana. Minería para hoy, enfermedad para mañana.

En PODEMOS queremos todo lo contrario del cortoplacismo. Y desde que hemos llegado al Ayuntamiento no hemos parado de pelear para que el resto de la Corporación lo entienda, y que el Gobierno lo lleve a la práctica. Creemos que la defensa de los Derechos Humanos y la mejora del medio ambiente son inseparables: no entendemos que la calidad de vida de las personas sea independiente de su entorno natural. Una cosa y la otra van unidas, unidas hacia el futuro con políticas de largo plazo. Por eso, además de denunciar constantemente el deterioro de nuestros espacios naturales, hemos propuesto planes y ordenanzas, la mesa de calidad del aire y el aumento del personal en medio ambiente, campañas de concienciación, planes de movilidad sostenible y transporte público y muchas actuaciones que perduren en el tiempo, que rompan con el “cortoplacismo” de los gobiernos irresponsables y cómplices que nos han precedido.

Defender el medio ambiente no es ni debe ser una tarea exclusiva de los grupos ecologistas. Es una obligación ciudadana. La situación del Mar Menor, de la sierra minera, de La Aljorra y Alumbres, o los mismos problemas con los que se encuentra la llegada del AVE a Cartagena, entre otras cosas, ha dejado meridianamente claro que son los vecinos y vecinas quienes deben ponerse al frente de la defensa de su medio ambiente: es su calidad de vida la que está en juego, son sus intereses, y también el de las generaciones futuras. Queda mucho por hacer si los cartageneros y cartageneras nos tomamos en serio esto de la solidaridad con las próximas generaciones. De eso se trata no ser cortoplacistas.

En Cartagena falta educación y conciencia medioambiental, falta entender que no se puede hacer cualquier cosa por riqueza, que el dinero no lo justifica todo... Por eso una de las primeras cosas que haríamos al llegar al Gobierno sería fomentar la formación y la concienciación de los vecinos y vecinas; y ayudar a comprender que sin la conservación de nuestro medio ambiente no podemos subsistir. Tendríamos que empezar desde el principio, con cosas tan simples como no tirar basura en las calles, o cuidar nuestra biodiversidad y los espacios naturales. Es terrible subir un domingo al mirador del Roldán y ver toda la basura que se encuentra una por el camino. Esto nos demuestra la falta de sensibilidad y de formación que tenemos, formación que tiene que empezar en la escuela y en la familia. Por lo tanto invertir en educación medioambiental sería uno de nuestros objetivos prioritarios. La ciudadanía debe convertirse en agente de cambio para la conservación y respeto del medio ambiente, para que el “cortoplacismo” sea sólo una cosa del pasado.

Otra de las cosas que es urgente es una Concejalía de Medio Ambiente, para aplicar una política transversal en todas las áreas municipales. Al igual que la política de Igualdad o de Servicios Sociales, el medio ambiente no puede quedar relegado a un sector de la población, y Cartagena necesita de manera urgente que se garantice la protección integral de nuestros espacios naturales, que se vele por la salud de sus habitantes, que se respire un aire limpio...

Otra necesidad es la creación de un Consejo Municipal de Medio Ambiente en donde estén representados todos los agentes sociales: un espacio de control del Gobierno, para formular propuestas, para compartir información, etc. Formación, especialización y participación serían las claves de nuestra política medioambiental, sin estos tres objetivos difícilmente conseguiremos un municipio sostenible para que las personas disfruten de un futuro próspero y seguro.

Y por supuesto, entre los desafíos principales de hoy está resolver los temas por los que ya hemos trabajado durante esta legislatura: recuperar el Mar Menor, limpiar de escombros el municipio, controlar los focos de contaminación y aplicar medidas correctoras para proteger la salud de la gente, proteger de manera integral nuestros espacios naturales, preservar del urbanismo salvaje los núcleos rurales y los entornos naturales como el Mar Menor, Calblanque y la zona Oeste del Municipio, rehabilitar los terrenos contaminados principalmente de la Sierra Minera y de El Hondón, aplicar un verdadero Plan Municipal de Movilidad incentivando el uso de la bicicleta y las zonas peatonales, cuidar nuestras montañas repoblándolas con flora autóctona, preservar nuestros jardines del veneno como el glifosato, limpiar nuestras playas de manera respetuosa para no degradarlas...

Este año 2018, el Día Mundial del Medio Ambiente se organiza en torno a un tema apremiante, “Sin Contaminación por plástico”. ¿Cuántas bolsas de plástico vemos por la ciudad, por las playas, por los montes y caminos rurales en nuestro municipio? Miles. ¿Cuántas terminan contaminando nuestro mar y matando nuestra fauna? Miles. El ejemplo más cercano que tenemos en Cartagena se produjo en febrero pasado, cuando apareció un cachalote muerto en una playa de Cabo Palos. Se trataba de un ejemplar macho, joven. En el examen que le hicieron, se detectó que en su aparato digestivo había depositados 29 kilos de basura marina, como bolsas de basura, sacos de rafia, cabos, trozos de redes, e incluso un bidón. Esta terrible noticia nos tiene que hacer reflexionar sobre nuestro comportamiento con la naturaleza y las consecuencias de nuestros actos, de lo que hacemos y lo que dejamos de hacer. Ya no queda tiempo para la Tierra, o actuamos desde el entorno local para concienciar y cambiar los comportamientos destructivos de las personas, o nuestros hijos e hijas, nietos y nietas, sufrirán las consecuencias de nuestra irresponsabilidad.

 

Pág. 3 de 137

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information