La ruta del cobre

La Guardia Civil detiene a cuatro hombres en Aspe y en Novelda por el robo de más de 3,5 toneladas de cobre, que cometían a plena luz del día, y prácticamente a diario, tras recorrer varios kilómetros por las provincias de Alicante y Murcia. Tres de ellos fueron interceptados cuando regresaban de robar 29 baterías acumuladoras en Torre-Pacheco.


La Guardia Civil de Alicante ha detenido en Aspe y en Novelda a cuatro hombres, todos españoles de entre 21 y 41 años, por ser los presuntos autores de 4 robos con fuerza, 1 delito de hurto, 1 delito de estafa y 1 delito de usurpación de estado civil. Durante la misma operación, y relacionados con los delitos de robo, han sido investigados en San Vicente del Raspeig, tres hombres de nacionalidad española, de entre 31 y 43 años, como presuntos autores de tres delitos continuados de receptación.

El Equipo ROCA de la Guardia Civil de Ibi, especializado en la investigación de los robos en el campo y en polígonos industriales, ha logrado esclarecer,  tras la detención de cuatro personas, y la investigación de otras tres, varios delitos de robo y hurto cometidos en las localidades de Alicante, Elche, Agost, Aspe y Torre-Pacheco, y ha recuperado efectos sustraídos por valor de 4.000 euros.

La empresa que sufrió más pérdidas a causa de la actividad delictiva de estas personas, fue una fábrica de cerámica asentada en Agost, cuyo propietario necesitará una inversión de 89.000 euros para ponerla de nuevo en funcionamiento.
A raíz de esta serie de robos que, según aportaron algunos testigos, se cometían a plena luz del día, se identificaron inicialmente a dos personas, que tenían como forma de vida la venta de chatarra y de metales que sustraían. La Guardia Civil les siguió prácticamente a diario, durante cientos de kilómetros, por las provincias de Alicante y Murcia, para recabar las pruebas suficientes para incriminarles, acabando por determinar que era un grupo de cuatro personas.
Al primero de ellos, se le detuvo tras el hurto en Elche, de 8 estructuras metálicas para el almacenamiento de fruta, valorados en 1.200 euros; y por la presunta estafa a un chatarrero que se las compró pensando que eran de procedencia legal.

A las otras tres, la Guardia Civil les detuvo a su paso por la localidad de Aspe, cuando regresaban de un robo, cometido en Torre-Pacheco, de 29 baterías acumuladoras valoradas en 3.500 euros. Uno de estos individuos, también trató de engañar a la Guardia Civil aportando los datos de un hermano suyo que está en prisión, y le fue imputado un presunto delito de usurpación de estado civil.
La operación quedó finalizada con la investigación, por un presunto delito de receptación, de las tres personas que les compraron todos los metales y el cobre, aún sabiendo que eran robados. Durante cuatro meses vendieron a estos establecimientos de reciclado, situados en Finestrat y en Benidorm, más de 3.500 kilos de cobre, que les aportó un beneficio económico de cerca de 12.000 euros.

 

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information