Confesión para una condena pactada

Ahmed Lahmidi ha reconocido ante el tribunal popular en la sala de vistas de la Audiencia que fue el autor de la muerte de un compatriota en Torre-Pacheco y la Fiscalía reduce de quince a diez años la petición de cárcel.



Lo que iban a ser tres jornadas de vista oral se ha reducido a poco más de una hora tras la renuncia de varios testimonios y reducir las preguntas a los que han pasado por sala a las cuestiones puntuales que están relacionadas con el pacto alcanzado entre el ministerio público y la defensa, que acepta el encausado de un asunto que tuvo su origen en la muerte de un hombre de origen magrebí el 30 de julio de 2016 en la avenida pachequera de San Cayetano, cuando el ahora acusado se mostró muy agresivo hacia otro compatriota, para finalmente acabar con su vida tras propinarle una puñalada en el cuello. Lo que no se ha podido conocer en este procedimiento es el motivo de su actitud hacia la víctima, a quien no conocía, y parece que todo tiene como única base un estado de embriaguez.


Ahmed, de 34 años de edad, ha sido el primero en declarar. Ha reconocido que atacó a la otra persona, aunque matizando que no tuvo intención de matar. Además, ha mostrado de forma pública su arrepentimiento y ha pedido disculpas a la familia.

También han declarado dos camareras del bar de donde salió aquella noche, las cuales han asegurado que le sirvieron varios tipos de bebidas alcohólicas y que se le notaba “influido” por el exceso de consumo. Por último, una forense del Instituto de Medicina Legal ha confirmado que la víctima falleció por el estado de “shock producido tras la sección de la carótida del cuello, la cual sangró de forma abundante, y que fue ocasionada por un instrumento corto punzante de hoja plana”.

En las conclusiones, el fiscal ha apreciado las atenuantes de actuar bajo los efectos del alcohol y la de confesión, fijando en 10 años la petición de cárcel y manteniendo la solicitud de una indemnización de 85.000 euros para los padres de la víctima. La defensa, que ha llevado la letrada Laura Ramos Ávila, se ha adherido a la propuesta, aunque añadiendo que su cliente también estuvo afectado por el consumo de drogas esa noche. Después ha explicado que Ahmed se ha rehabilitado de sus adicciones y que en Sangonera la Seca, donde está en prisión provisional desde el 31 de julio de 2016, estudia ESO y Bachiller, además de trabajar como encargado de los talleres, por lo que pedirá que no sea trasladado al centro penitenciario de Campos del Río.

Tras un receso de media hora, el presidente del tribunal de la sección quinta de la Audiencia en este juicio, el magistrado José Francisco López, ha entregado las preguntas que deben resolver las seis mujeres y tres hombres que forman el jurado popular.

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information